Desayunos 'Healthy'

Buenos días!

Últimamente no estoy cocinando demasiado, y mucho menos siendo creativa en la cocina, de ahí la sequía de posts nuevos en el blog. Sin embargo llevo unos días de vacaciones y sí que estoy innovando en una cosa, en mis desayunos. Con el tiempo os he ido publicando varias entradas con recetas de cosas que yo solía desayunar:


Como últimamente me he estado preparando desayunos muy ricos y diferentes a estos, he pensado hacer un post recopilatorio para daros algunas ideas:

Desayunos healthy y fit

Así que vamos al lío!

1. Tortitas de avena fit

Así empezamos, ¡a lo grande! Los que sigáis cuentas de gente "fit" en Instagram estaréis "hartos" de ver a diario fotografías de torres de tortitas con una pinta increíble y lo mejor de todo es que prometen ser un desayuno saludable (ya os conté en este post los beneficios de desayunar avena). Durante mucho tiempo pasé una envidia terrible porque mis primeros intentos de tortitas siempre habían sido infructuosos. Sin embargo gracias a mi cabezonería al final lo conseguí y aquí tenéis la prueba: 

Tortitas de avena fit

La receta base que uso es la de Healthy Franita y quedan super ricas. Sólo necesitáis:
- 40g de harina de avena (como ya os he contado en otros posts, yo trituro los copos de avena con el molinillo del café).
- 4 claras de huevo
- 1 cucharadita de levadura
- 1 cucharada de queso batido desnatado (yo he estado usando uno de vainilla que les da un toque riquísimo)
- 1 chorrito de leche (opcional)

Y la preparación es muy sencilla, mezcláis primero la harina con la levadura y luego añadís los ingredientes líquidos hasta que quede una masa homogénea. La mezcla debe estar un pelín líquida, así que podéis añadir un chorrito de leche si lo creéis necesario. Una vez hecha la masa, ponemos una sartén antiadherente a calentar a fuego medio y la pintamos con una gota de aceite. Poco a poco vamos echando mezcla en el centro de la sartén para hacer las tortitas del tamaño que nos interese. 

Para mí uno de los grandes avances, fue averiguar cuándo podía darle la vuelta a la tortita sin que se me desparramase por la sartén, así que os lo voy a contar con ayuda de esta foto:

Tortitas de avena fit

Cuando echéis la mezcla en la sartén, vais a ver cómo empiezan a salir estas burbujas en la superficie de la tortita. Las burbujas se irán explotando a medida que se va calentando. Una vez que se exploten pueden pasar dos cosas... Que el hueco donde estaba la burbuja se cierre y vuelva a quedar la superficie lisa o que quede un "agujerito" justo donde estaba la burbuja. Cuando veáis que tenéis agujeritos de estos distribuidos por toda la superficie de la tortita, es que ya ha cuajado y está lista para darle la vuelta:

Tortitas de avena fit

La dejáis un momentito que se dore por el otro lado y lista. ¡A por la siguiente! Una vez hayáis terminado con la masa, sólo queda acompañarlas de lo que más os apetezca. Yo voy a enseñaros una opción dulce y otra salada. 

Tortitas de avena fit

Esta es la opción dulce. En este caso bañé las tortitas con una chucharadita de mantequilla de cacahuete casera con cacao (¿aun no has visto la primera receta en vídeo de Marocooking?) que diluí con un poco de agua para que fuese más líquida, y acompañé con unos frutos rojos. ¡Una combinación espectacular!

Tortitas de avena fit

En el caso de la receta salada, las tortitas van rellenas con lonchas de pavo y requesón desnatado y acompañadas de nuevo de mantequilla de cacahuete y un kiwi para completar. No me digáis que no tienen buena pinta... 

Y para cerrar el capítulo de las tortitas otra versión de Healthy Franita que es la napolitana fit. Básicamente es la misma receta que las tortitas, sólo que se pone en la sartén la mitad de la mezcla líquida, se ponen fiambre y queso, y encima se echa el resto de la mezcla. Para que cuaje bien sin quemarse, hay que tapar la sartén y ponerla a fuego más bien bajo. Después de esperar un ratito aparecerán en la superficie los mismos agujeritos de los que hablábamos arriba, y ya se le puede dar la vuelta a la napolitana.

 Napolitana de avena fit

Napolitana de avena fit

Yo suelo recurrir a la napolitana por ejemplo, cuando trabajo por la mañana y sé que no voy a poder comer nada a media mañana. Es un desayuno que te libra del hambre hasta la hora de comer, ¡ya me contaréis!

2. Queso desnatado batido con frutas

Este desayuno se prepara mucho más rápido que los anteriores pero no por ello está menos rico:

Queso batido con fruta

Lo que véis en la imagen lleva:
- Queso desnatado batido de vainilla (¡recomendadísimo!)
- Una nectarina troceada
- Requesón también desnatado
- Crema de cacahuete (sí, soy una pesada, pero llevaba mucho tiempo sin hacerla y es irresistible, ¡pega con todo!)

Esta es sólo una combinación pero podéis hacer una infinidad de combos distintos. Otra que también me gusta mucho es el queso desnatado batido sabor natural con un kiwi y una mandarina troceados... ¡buenísimo!

3. Pudin de chia

Igual que de las tortitas fit, Instagram está lleno a rebosar de fotos de vasos, frascos y tazones de diferentes colores y lo que todos tienen en común son esas pequeñas semillas oscuras, las semillas de chía

Las semillas de chía se han hecho muy famosas por sus numerosas propiedades y efectos beneficiosos. Tienen mucho calcio, muchas proteínashierropotasio (el doble que los plátanos), vitaminas y sobre todo mucha fibra. Además al hidratarse aumentan varias veces su volumen produciendo en el estómago una sensación de saciedad que nos dura varias horas. 

Hacer el pudin es muy fácil, sólo tenéis que mezclar 1 cucharada de semillas de chía, con 100ml del líquido que queráis utilizar (podéis usar leche, agua e incluso zumo) y dejarlo reposar varias horas (si es toda la noche mejor que mejor).

Aquí os pongo dos ejemplos para consumirlas en vuestro desayuno o merienda:

Puding de chia con café con leche y vainilla

Este vasito lleva: requesón desnatado en el fondo, semillas de chía hidratadas con café con leche, queso batido de vainilla y una chucharadita de mantequilla de cacahuete con cacao... ¡Para chuparse los dedos estaba!

Pudin de chía con frutos rojos

Y ésta segunda opción lleva: arándanos en la base, fresa en láminas, pudin de chía en leche desnatada, queso batido desnatado con arándanos, y frutos rojos para coronarlo. Estaba tan rico como bonito quedó. 

4. Fitcocho de avena y espelta

Esta receta ha sido la última incorporación a mis desayunos. Es una receta de las que @postureocomida publica en su Instagram y podéis verla aquí. Yo en este caso la adapté un poco a los ingredientes que tenía en casa. 

Fitcocho de avena y espelta

Para prepararlo necesitaréis:
- 2 huevos
- 175 ml de leche desnatada o leche vegetal
- 150g de harina de avena (en mi caso copos de avena molidos, ya sabéis)
- 50g de harina integral de espelta
- 8g de levadura química
- 35g de cacao en polvo desgrasado
- Canela y aroma de vainilla al gusto.

Además yo le eché:
- 1 cucharada colmada de queso desnatado batido de vainilla
- 1 cucharada rasa de panela
- 1 cucharada de mantequilla de cacahuete
- 1 pizca de nueces troceadas como topping.

Para prepararlo sólo tenéis que batir bien los huevos con la leche y después ir añadiendo el resto de ingredientes hasta que estén bien mezclados. Se pone en un molde antiadherente (o levemente engrasado con aceite de oliva) y se mete al horno precalentado a 190ºC durante 40min aproximadamente. Tened cuidado con el tiempo, Ángel en su cuenta dice que lo hornea durante 35min en un molde alargado, en el mío que era más cuadrado hicieron falta 45min para que estuviera listo, así que os recomiendo que a partir de los 35min estéis pendientes y comprobéis con un palillo si ya está cocido o no. El caso es que el resultado fue este bizcocho con tan buena pinta:

Fitcocho de avena y espelta

Y como ya os habréis dado cuenta de que me gusta que todos mis desayunos incluyan lácteos y fruta... pues aquí está tal y como lo desayuné al día siguiente:

Fitcocho de avena y espelta


Bueno, pues de momento esto es todo, que al final ha salido un post bastante largo para compensar todo este tiempo de ausencia. Espero que os guste y que os dé ideas para desayunar sano, rico y bonito. Ya sabéis que el desayuno es la comida más importante del día, así que hay que aplicarse ;). 

Bon Apetit!


2 comentarios:

  1. El pudín de chía y las tortas de avena son mis favoritos! También está la avena "overnight". ¿Tienes alguna receta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fabiola! Pues sí, la avena "overnight" también la desayuno a veces, de hecho es mi desayuno diario de verano, cuando no tengo tiempo de prepararme las delicias de este post. Lo que pasa es que no lo incluí porque me habría quedado un post demasiado largo.

      Yo lo que suelo hacer es mezclar 3 cucharadas de copos de vena, 1 cucharada de semillas de chía y 175ml de leche y lo dejo reposar toda la noche tapado en el frigorífico. La verdad es que la avena "overnight" tiene un sabor diferente que no me entusiasma tanto como cuando está cocida. Aun así, le añado una fruta troceada y queda muy rico, con nectarina por ejemplo está increíble.

      Ya me contarás si te animas a probarlo. Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar

 

CONTACTO

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *


mytaste.es

EL TOP3 DE MIS RECETAS


Follow