Mousse de granada I (versión normal)

Buenos días. Hoy vengo con un postre y además os lo voy a enseñar en dos versiones, versión normal y versión fit. Creo que ya os dije que me gusta muchísimo la granada, es una de las cosas que más me gusta del otoño, y por suerte en casa siempre se nos acumula una buena cantidad. Hace unos años tenía que darle salida a unas cuantas que iban a estropearse y pensé en hacer un postre con ellas, y así surgió esta idea. Preparé la primera versión y me gustó tanto que tenía muchas ganas de repetirla. Este año que volvemos a tener muchas granadas he decidido preparar una versión fit, así que esta semana os enseño la primera y la semana que viene vuelvo con la opción fit.

La granada es una fruta con gran poder antioxidante (ayuda contra el envejecimiento de la piel, favorece la circulación...), además tiene muchos minerales, vitaminas, es muy diurética y además baja en calorías. Son tantos sus beneficios que tenemos que aprovecharla al máximo estos meses que la tenemos disponible. La semana pasada ya os dí una idea para incluirla en el desayuno (podeís verla aquí), esta semana os traigo un postre con ella e intentaré daros alguna idea más para incluirla en vuestros menús. 

Allá vamos!

Mousse de granada



Ingredientes:

- 150g de leche condensada
- 500ml de zumo de granada
- 2 claras de huevo
- 3 hojas de gelatina neutra
- 2 cucharadas de azucar
- Agua

Cuando me planteé esta receta la primera vez no tenía muy claro cómo conseguir el zumo de la granada. No sabía si desgranarla y rescatar la vieja licuadora del trastero o qué hacer con ella. Como siempre que no sé hacer algo le pregunté a Google, y descubrí que era igual de fácil que hacer un zumo de naranja. Haciendo uso de un exprimidor cualquiera conseguimos un zumo de granada perfecto para ésta receta.

mousse de granada

El siguiente paso consiste en calentar la mitad del zumo en el microondas mientras hidratamos las hojas de gelatina en agua fría. Cuando el zumo esté a punto de hervir le añadimos la gelatina removiendo bien hasta que se disuelva por completo y reservamos.

Por otro lado, en un bol se vierte la leche condensada y la otra mitad del zumo y batir (no es necesaria la batidora, solo remover para que el zumo se integre bien con la leche condensada). Después se añade la otra mitad del zumo con la gelatina diluida y se vuelven a mezclar hasta que quede una crema homogénea. 

En otro recipiente montamos a punto de nieve las claras de huevo junto con el azúcar hasta que queden bien firmes. Te recuerdo que tengo un post con trucos para montar las claras a punto de nieve (puedes leerlo aquí) y muchos otros donde utilizo esta técnica (el bizcocho de avena marmolado, la pavlova fit, los bizcochitos integrales de café y jengibre  y el postre light de plátano y chocolate).

Una vez que las claras tengan la consistencia necesaria vamos añadiendo poco a poco la mezcla de leche condensada y zumo mientras realizamos movimientos envolventes con una cuchara, para que se vaya mezclando todo sin que se bajen las claras. Cuando la mezcla esté lista sólo queda verterla en los moldes y taparlos para que no se reseque la parte de arriba de la mousse, sobre todo si vuestro frigorífico es de aire. Sólo queda dejarlo enfriar unas horas y listo!


mousse de granada


Como podéis ver en la foto hay dos colores en el vaso y es porque la parte de abajo era una mousse de yogur. En esa ocasión utilicé una receta diferente que para la mousse de granada y el resultado no me gustó nada, así que no guardé la receta (sólo recuerdo que había que dejar enfriar la gelatina y luego batirla, el resultado no tenía ni punto de comparación con la parte de arriba, que estaba buenísima). La semana que viene os contaré la receta sobre la versión fit de esta mousse y en ese caso sí os enseñaré cómo he preparado una mousse de queso que podríais utilizar también para completar esta versión. Si no quieres perdértelo puedes suscribirte al blog, es gratis y recibirás directamente en tu correo cada nueva receta que publique ;). 

Bon Apetit!


2 comentarios:

  1. Tiene una pinta deliciosa tu receta de hoy (como todas las que nos presentas más bien!).
    Me interesa mucho la versión fit, pues yo siempre estoy buscando recetas ricas pero saludables y bajas en grasas.
    Por otra parte decirte que yo suelo consumir poco la granada, pero con tu receta me animaré a hacerlo más, pues en las ensaladas queda deliciosa.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien Gladys, me alegro de que te guste. Pero según dices te van a gustar aún más las próximas recetas que tengo preparadas. Una es la versión fit de esta mousse y otra es una ensalada templada con granada... Como ves yo sí que consumo la granada, a todas horas! jejej. Un beso!

      Eliminar

 

CONTACTO

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *


mytaste.es

EL TOP3 DE MIS RECETAS


Follow