Crema de gambas

Buenos días! Con este tiempo ya apetecen comidas de esas calentitas, que te entonan el cuerpo desde la cabeza a los pies. En su día se hizo muy popular la receta de la Crema de calabacín y apio a la hierbabuena que os publiqué, y es que además de ser muy sencilla está buenísima. Las cremas me parecen una manera estupenda de comer sano y rico, en verano comiéndolas frías sientan muy bien, y en invierno no hay nada como una bien calentita. Podemos prepararlas con los ingredientes que más nos gusten y al final siempre son un acierto.

En este caso os traigo una crema de gambas que en invierno preparo muchísimo. Además tengo una anécdota divertida con ella. El año pasado me la llevé un día para comer en el trabajo, y después de calentar mi tupper los compis empezaron a preguntarme qué era eso que olía tan rico y que cómo lo preparaba. Yo les dije muy contenta que era mi crema de gambas y les conté la receta. Uno de ellos, que presumía de ser un gourmet, empezó a teorizar sobre dos de los ingredientes que había utilizado, diciendo que sólo debía haber incluido uno de los dos y que me había "cargado" la receta. Aun así, como olía tan bien no pudo resistirse a probarla y cuando se metió la cuchara en la boca, la cara le delató, se sonrío y moviendo la cabeza me dijo... "Vale, esto está tremendo, olvida todo lo que te he dicho antes, menudo sabor!" Os podéis imaginar el orgullo que me invadió entonces jejejej. Hoy mientras preparaba el caldo para hacerla me he acordado de esta historia, y he pensado que tenía que compartirla con vosotros así que... ahí va!

Crema de gambas


Ingredientes (4 raciones):

- 250-300g de gambas
- 1 trozo de calabaza
- 2 patatas
- 1 tomate
- 2 zanahorias
- 2 ajos
- Aceite
- Sal
- Agua o caldo de pescado.

Sobre las gambas, lo ideal es que estén sin pelar y sin cocer, así podremos aprovecharlas para hacer un caldito rico y la crema tendrá muchísimo sabor. En las fotos verás que yo estoy usando langostinos en vez de gambas... y es porque tenía unos cuantos en el congelador que quería quitarme del medio, pero al final la mecánica es la misma. Si vas a utilizar gambas ya peladas entonces lo más recomendable es que para cocer las verduras en lugar de agua utilices tu caldo de pescado preferido. 

Empezamos preparando un rico caldo con las gambas. Para ello ponemos agua con sal en una cacerola y lo llevamos a ebullición. Cuando el agua ha roto a hervir echamos las gambas y las dejamos hasta que el agua hierva otra vez. Entonces sacamos las gambas y reservamos el agua donde las hemos cocido. Vamos pelando las gambas reservando la carne por un lado y los "desperdicios" por otro. Una vez terminado se pone una olla al fuego con un poco de aceite y se echan las cabezas y cáscaras rehogando bien hasta que cambien de color. Entonces le añades el agua donde las habíamos cocido al principio y dejas cocinar a medio fuego al menos 30min. Después de ese tiempo apagas el fuego y listo. A mí me gusta preparar el caldo unas horas antes de hacer la crema, y lo dejo reposar con las cabezas y todo para que esté lo más sabroso posible. Y si puedo dejarlo reposar todo un día, aun mejor!
Caldo de gambas

Cuando el caldo esté listo se pelan y trocean las verduras. En una olla se pone un poco de aceite y se doran dos ajos. Cuando estén doraditos añadimos los dados de calabaza, y le damos unas vueltas con el aceite, la zanahoria troceada y repetimos, y por último los trozos de patata. Removemos todo bien y lo dejamos cocinarse un poco con el aceite en la cacerola. 


Crema de gambas con verduras


Después vertemos el caldo que habíamos hecho con las gambas (no te olvides de colarlo) y añadimos el tomate pelado y troceado. Tapamos la olla y dejamos cocer unos 15min. Aquí podéis ver el colorcito que va cogiendo... Y aunque no se ve, tan bien huele que alimenta, jjeje.

Crema de gambas con verduras

Cuando quede poco tiempo para que las verduras estén blandas, incorpora las gambas peladas y deja cocer otro rato. 

Crema de gambas con verduras

Una vez finalizada la cocción sólo queda triturarlo. A mí me gustan las cremas con cuerpo, así que antes de triturarlo retiro siempre un poco de agua de la cocción y la reservo a parte para ir añadiéndola si es necesaria (y si al te sobra tendrás un caldito muy rico para completar otra comida).

Después de retirar parte del caldo se tritura todo hasta que quede una textura fina y homogénea, si crees que es necesario, poco a poco vas añadiendo caldo del que habías retirado y corrigiendo la sal. Y con esto podríamos dar la receta por terminada pero, a partir de aquí os voy a contar uno de mis trucos.

Cuando tengo las cremas terminadas me gusta darles un toque especial, emulsionándolas con un chorrito de aceite, así quedan con una textura mucho más suave y gustosa. Esto es tan fácil como mientras tienes la batidora en marcha añadir un hilito de aceite de oliva, que poco a poco irá transformando la textura de la crema. Es básicamente lo mismo que hago para terminar el salmorejo, en este post os expliqué cómo lo hago con la batidora de vaso. Sólo una cosa, tened cuidado en que sea un hilo fino o la crema os quedará demasiado pesada.

Para terminar un poquito de pimentón por encima, y con este último detalle ahora sí que tenéis lista una rica crema que os hará entrar en calor en estos fríos días que empiezan a acechar.

 Crema de gambas


Bon Apetit!

2 comentarios:

  1. Marta, como tu digo, que una buena crema caliente es lo mejor para estos días, y la tuya de gambas ni te cuento, de lujo, para coger la cuchara ya.
    Un beso. http://paprikaenlacocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Rosa! me alegro de que te haya gustado. Un beso!

    ResponderEliminar

 

CONTACTO

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *


mytaste.es

EL TOP3 DE MIS RECETAS


Follow