Hornear con circulación de aire

No sé si alguna vez os habrá pasado. Cuando empecé a utilizar el horno para hacer bizcochos, magdalenas y este tipo de cosas, me dí cuenta que la parte de arriba siempre quedaba muy reseca, mientras que el resto a veces quedaba incluso a medio cocer. A mí me pasaba siempre y me daba mucha rabia así que pensé que no debía ser la primera a la que le ocurriese y que seguro que alguien había contando su solución en la red... pues ahí vamos!       
                                                                           



Busqué intensivamente en Google y fui probando todas las soluciones que encontraba, situar la bandeja más hacia abajo en lugar de en el centro, tapar las preparaciones con papel albal (si es un bizcocho que tiene que subir es bastante difícil)... También pensé que quizá mi horno calentaba más de lo que marcaba y probé a bajarle la temperatura, pero tampoco se solucionaba. Al final un día que había colocado una rejilla cubierta de papel de aluminio en la parte superior del horno (así hacía de intermediaria con mi bizcocho y lo protegía del calor excesivo) pensé que quizás podría tener algo que ver la circulación de aire. Yo siempre la conectaba para que el calor esté distribuido de forma homogénea, sin embargo, desde que la dejo apagada, todos mis bizcochos quedan mucho más jugosos, desde arriba, hasta abajo.

Así que ya sabéis, si también tenéis este problema y aun no habéis dado con una solución, probad este truco, ¡puede que también os funcione!

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

CONTACTO

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *


mytaste.es

EL TOP3 DE MIS RECETAS


Follow